Más de 100 personas asisten a la lectura pública del Quijote

El evento, organizado por el centro Airiños da nosa Galicia, reúne a un centenar de vecinos y vecinas de Santa Coloma de Gramenet, en un Sant Jordi que incluyó la presentación de los libros ‘Manuela’ y ‘El Monasterio’

Un año más, Sant Jordi volvió a teñir las calles de Santa Coloma de Gramenet del rojo de las rosas y del blanco de los libros. Sin embargo, al ya habitual bullicio de gente que se echa a la calle para respirar el ambiente de una jornada cargada de literatura, se le ha añadido este año una iniciativa en la que la compañía aseguradora Aura Seguros ha tenido un papel protagonista.

En un evento organizado por el centro galego Airiños da nosa Galicia, más de 100 personas se encontraron con las puertas del Edificio Aura abiertas y con la posibilidad de entrar a leer en voz alta un ejemplar de la obra más famosa de Miguel de Cervantes: Don Quijote de la Mancha. Esta iniciativa, que buscaba homenajear la novela más universal de la literatura española, también la han celebrado otras instituciones como la Real Academia Española, pero en esta ocasión se ha tratado de una lectura políglota, pues los asistentes han podido elegir entre tres ejemplares del Quijote escritos en catalán, castellano y gallego.

Al evento asistieron, entre otros, la alcaldesa de la localidad Núria Parlón –que se animó a leer las primeras líneas de la edición en castellano– y algunos de los regidores y regidoras del Ayuntamiento. Además de varios representantes políticos de diferentes grupos municipales, también destacó la presencia de socios de Airiños da nosa Galicia y la participación de alumnos y alumnas del centro de ocupación de la Fundació Tallers, en el que fue sin duda uno de los momentos más especiales de la jornada.

La llegada de curiosos fue constante durante todo el día. Carteros, policías, actores, escritores, periodistas, empleados de Aura Seguros y todo tipo de personalidades quisieron disfrutar de una diada de Sant Jordi que se desarrolló con total normalidad. Viendo el éxito de esta primera edición de lectura pública, el presidente de Airiños Xosé Canosa aseguró que la intención del centro gallego es de repetirla en los próximos años.

PRESENTACIÓN DE ‘MANUELA’ Y ‘EL MONASTERIO’

En el Día Mundial del Libro no podía faltar la presentación de dos novelas, evento que también se llevó a cabo en el edificio de Aura Seguros y que sirvió de clausura de la diada. ‘Manuela’, un relato de Mari Carmen Vázquez sobre la turbulenta vida de su abuela adoptiva gallega, y ‘El Monasterio’, ficción de Víctor Jové donde un monasterio busca conseguir reliquias sagradas para consagrar su iglesia, fueron los libros seleccionados para esta ocasión.

Durante la presentación de ‘Manuela’, los asistentes quisieron trasladarle a la autora del libro lo mucho que se habían conmovido al leer la historia de su abuela. Pedro Sanmiguel, amigo de la infancia de Mari Carmen, habló de la figura de Manuela y aseguró que, de vivir hoy, “sería una de esas mujeres líderes y capaces de arrastrar a las masas dónde quiera”. “Este libro”, añadió, “te impregna de optimismo, vitalidad y capacidad de romper una cultura aplastante en un momento determinado”.

Vázquez también quiso tomar la palabra para explicar cómo había sido el hecho de escribir una historia tan personal. “Mi abuela ha sido una persona muy importante en muchos momentos de mi vida. La historia está hecha desde lo más profundo: he llorado mucho escribiendo la novela porque me tocaba muy de cerca”, recordó.

Por su parte, Jové presentó ‘El Monasterio’ al lado del también escritor Rodolfo del Hoyo, quien animó al autor a explicar algunas anécdotas que rodean el mundo de las reliquias. “Es un mundo muy curioso y muy divertido. Por ejemplo, Felipe II tenía pasión por ellas: hay censadas 7.300 reliquias en El Escorial. Se han hecho auténticas barbaridades; a Santa Teresa de Jesús prácticamente la descuartizaron. Franco, de hecho, dormía con el brazo incorrupto de Santa Teresa”, comentó.

Preguntado sobre la estructura de su obra, Víctor Jové la quiso comparar con la novela que había sido la protagonista del día. “La estructura de ‘El Monasterio’ es un poco similar a la del Quijote: dos personas que van en busca de aventuras. El único interés que tengo con esta obra es que la gente se lo pase bien, cada dos por tres pasan cosas”, concluyó.