A raíz del reciente lanzamiento de Aura Vida, el nuevo seguro de vida de Aura Seguros en colaboración CA Life, suele ser habitual encontrarse con clientes confundidos que creen que no necesitan contratarlo porque ya cuentan con un seguro de decesos o viceversa. O peor aún: los hay que piensan que se trata de dos coberturas incompatibles y que solo se puede elegir entre una de ellas. Nada más lejos de la realidad.

En este artículo trataremos de exponer las diferencias y similitudes que existen entre ambos seguros.

  • Prestación de servicios vs Indemnización económica

    Para empezar, en caso de siniestro, los seguros de decesos prestan un servicio para hacer frente a los gastos y gestiones administrativas que se derivan de un sepelio, mientras que los de vida garantizan una indemnización económica a los beneficiarios. Es decir: es un seguro pensado para proteger el futuro financiero de la familia ante el fallecimiento de un ser querido.

  • El capital a asegurar

    Sin duda, una diferencia que no debes pasar por alto. En el seguro de decesos, la prima que debes afrontar viene configurada por un cálculo biométrico establecido por la compañía aseguradora; un cálculo en el que intervienen factores como la edad del asegurado, las coberturas solicitadas o el número de personas incluidas en la póliza.

    En cambio, el seguro de vida ofrece al asegurado la posibilidad de elegir el capital que quiere asegurar, siendo 50.000€ el máximo en el caso de Aura Vida.

  • Limitación de edad

    Es una de las diferencias más esenciales que existen. Y es que los seguros de vida están pensados para proteger al asegurado en caso de fallecimiento prematuro, por lo que existe una edad límite de cobertura (en el caso de Aura Vida, el máximo se extiende hasta los 75 años). Por su parte, en la gama de productos de decesos de Aura Seguros no existe ningún límite de edad a la hora de contratarlo gracias a los seguros de decesos para mayores.

  • Garantías complementarias

    En este punto los dos pueden presumir de ser unos seguros polifacéticos. A lo largo de los años han evolucionado hasta ofrecer algunas coberturas optativas que sirven para complementar el producto. En el caso del de decesos, suele tener coberturas como la repatriación del cuerpo, asistencia legal y gestoría, indemnización por enfermedad o defensa jurídica. Paralelamente, un seguro como Aura Vida también permite indemnizar a la familia en el supuesto de invalidez por accidente.

  • Disponibilidad del capital asegurado

    Este suele ser un detalle en el que poca gente repara: tras el siniestro, no siempre se puede disponer del capital de manera inmediata. Al menos en el seguro de vida, donde suelen pasar de media unos 40 días hasta que los beneficiarios disponen del dinero. No es así en los seguros de decesos de Aura Seguros, donde nos hacemos cargo de los gastos del sepelio de manera inmediata.

En definitiva, queda claro que un seguro como el Aura Vida es completamente compatible con la gama de productos de Protección Familiar del ramo de decesos, donde Aura Seguros es referente a nivel nacional. Se trata, pues, de dos tipos de seguros complementarios y para nada excluyentes.