La muerte, por desgracia, es algo que nos afecta a todos; tarde o temprano vivimos la pérdida de una persona especial. En estos momentos es normal pasar una etapa de luto y dolor donde lo dejamos todo de lado y nos centramos en intentar superar este duro golpe.

Sin embargo, no todo el mundo sabe que existe un permiso en Derecho Laboral pensado para este tipo de situaciones. Se trata de una licencia retribuida que, a través de un permiso, nos exime de asistir al trabajo por unos días tras la muerte de un familiar; tiempo que podemos emplear para reponernos del duelo.

A continuación te explicamos los detalles más importantes sobre este permiso laboral y resolvemos las dudas que puedas tener.

¿Puedo solicitar el permiso laboral con cualquier familiar que haya fallecido?

No. Los detalles y requisitos para utilizar el permiso laboral en caso de fallecimiento de un familiar aparecen en el Estatuto de los Trabajadores. Allí, en el artículo 37.3 b), se recogen varias situaciones que dan derecho al trabajador a ausentarse del trabajo y especifica, para el caso de fallecimiento, que debe tratarse de un «pariente hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad«.

Así pues, ¿quiénes están incluidos en este grupo? Existen 4 grados de parentesco con los que resumir nuestro entorno familiar, estando solo los dos primeros contemplados entre los autorizados por el Estatuto de los Trabajadores. Estos son:

  • 1r grado consanguinidad: padres e hijos
  • 1r grado afinidad: cónyuge, suegros, yernos y nueras
  • 2º grado consanguinidad: hermanos, abuelos y nietos
  • 2º grado afinidad: cuñados, abuelos políticos y nietos políticos

Por contra, quedan excluidos otros grupos familiares como:

  • 3r grado consanguinidad/afinidad: sobrinos, tíos
  • 4º grado consanguinidad/afinidad: primos

“El trabajador, previo aviso y justificación, podrá ausentarse del trabajo, con derecho a remuneración, por alguno de los motivos y por el tiempo siguiente: […]

b) Dos días por el nacimiento de hijo y por el fallecimiento, accidente o enfermedad graves, hospitalización o intervención quirúrgica sin hospitalización que precise reposo domiciliario, de parientes hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad. Cuando con tal motivo el trabajador necesite hacer un desplazamiento al efecto, el plazo será de cuatro días.”

Estatuto de los Trabajadores
Artículo 37.3. b)

¿De cuántos días de permiso laboral dispongo?

Como bien dice el Estatuto de los Trabajadores, en caso de que haya fallecido alguno de los familiares anteriormente expuestos, dispones de hasta dos días naturales de permiso remunerado (ampliables a cuatro en caso de requerirse desplazamiento).

Estos días de permiso deberán ser consecutivos y empiezan a contar el mismo día en el que se produce el fallecimiento. Además, al tratarse de días naturales, los festivos o fines de semana también están incluidos.

En cuanto al desplazamiento, la jurisprudencia viene determinando que para disponer de los cuatro días de permiso es necesario tener que recorrer una distancia igual o superior a 200 km tanto en la ida como en la vuelta.

¿Puedo disponer de más días?

Depende. En el Estatuto de Trabajadores rige el principio de norma mínima, pero cada empresa puede tener sus condiciones propias (cumpliendo siempre con el mínimo legal). Por lo que sí: podría ser que dispongas de algunos días extras de permiso. Desde Aura Seguros te recomendamos que revises las condiciones que aparecen en este aspecto en el convenio colectivo de tu empresa.

¿Qué pasa si fallece un familiar de mi pareja y no estamos casados?

Este punto es muy importante: por ley solo se reconoce este permiso a aquellas personas que están casadas. Pero no te preocupes: es habitual que los convenios laborales de las empresas contemplen los casos de las parejas de hecho y equiparen sus condiciones a las de las personas casadas, así que es lo mejor es revisar lo que dice tu convenio.

¿Cómo puedo solicitar este permiso?

Cuando fallece un familiar, lo mejor es comunicárselo a la empresa lo antes posible, a poder ser por escrito. Como hemos dicho anteriormente, el permiso empieza a contar a partir del momento del fallecimiento, por lo que es importante hacerlo cuanto antes.

¿Es posible que mi empresa me deniegue el permiso?

No; la empresa no deberá negarte el derecho a disfrutar de este permiso con fundamento en cargas de trabajo. De hecho, existe jurisprudencia del Tribunal Supremo al respecto. Sin embargo, sí es posible que te solicite posteriormente un documento que acredite la muerte de ese familiar.

«El significado y la finalidad del […] permiso por desgracia familiar es precisamente armonizar o hacer compatibles las obligaciones de trabajo con los deberes sociales y familiares de asistencia y compañía que surgen en los casos de fallecimiento o enfermedad grave de parientes o afines muy próximos, evitando que el cumplimiento de las primeras pueda anular o impedir por completo el cumplimiento de los segundos».

Tribunal Supremo
Sentencia del 18 de febrero de 1998

Recuerda que cada persona elige cómo gestionar su luto, pero desde Aura Seguros te ayudamos en todo momento con nuestros seguros de protección familiar y nos encargamos de los trámites burocráticos necesarios tras un fallecimiento.