En Aura Seguros somos conscientes de que las peores desgracias pueden suceder cuando menos te lo esperas. Por supuesto, esto también incluye aquellas situaciones en las que nos encontramos lejos de casa. Ya sea estando de vacaciones con sus hijos o pasando unos días en el extranjero por motivos de trabajo, puede darse el caso de que uno de nuestros asegurados sufra un accidente inesperado. ¿Cómo actúa entonces la cobertura de repatriación incluida en nuestros seguros de Protección Familiar?

Seguro que en alguna ocasión te has planteado qué ocurriría si tuvieras un percance en un país extranjero. Y, sobre todo, si en estas circunstancias estarías bajo la protección de tu seguro. Pues bien, presta atención. Cuando un asegurado padece un accidente o muere fuera de nuestras fronteras, su póliza de decesos puede cubrir el traslado hasta su país natal; concretamente hasta el aeropuerto más cercano a la localidad que figure como destino deseado. Se trata de una cobertura opcional que también puede encontrarse en otro tipo de seguros, como el de vida. Sin embargo, la principal diferencia radica en el hecho de que, en caso de fallecimiento, los demás seguros no cubren el entierro ni sus gastos derivados.

¿Cómo funciona el proceso de repatriación?

En primer lugar hay que distinguir si la repatriación se hace por la muerte del asegurado o porque éste ha sufrido un accidente. Empecemos por el primero de los casos. Como en todo fallecimiento, la compañía aseguradora se encarga de realizar una serie de gestiones para completar un trámite que en estos casos tiene como principal desafío el tener superar las fronteras que lo separan de su país natal.

  • Repatriación por fallecimiento

    En caso de fallecimiento, la familia debe comunicárselo a la aseguradora, facilitando la localización del cadáver y el nombre de una persona de contacto que se encuentre en el lugar de los hechos. Es entonces cuando la compañía de seguros contacta con la empresa que presta el servicio de rescate (que normalmente cuenta con corresponsales en casi todos los países para facilitar una evaluación de la situación) y empieza los trámites para la repatriación, siempre manteniendo informada a la familia del estado de las actuaciones.

    Por otro lado, si el fallecido se encontraba solo en el lugar de los hechos, compañías como Aura Seguros pueden, o bien facilitar el traslado de un familiar desde España, o bien resolver los trámites burocráticos evitando que los allegados deban trasladarse expresamente al país.

    A continuación, la compañía de seguros se pone en contacto con la delegación diplomática desplazada en la zona (Embajada, Consulado, etc.), que se encarga de inscribir el fallecimiento en el Registro Civil y de precintar el féretro, entre otras gestiones. Finalmente, la aseguradora coordina con la compañía de rescates el vuelo y la recepción del cuerpo en el lugar de destino. Una vez en España, se efectúa la terminación del servicio como en cualquier otro sepelio.

  • Repatriación por accidente

    En caso de accidentados, una vez la compañía de seguros tiene conocimiento del hecho y del lugar donde se encuentra el paciente, ésta se pone en contacto con el centro sanitario en el que está para saber el estado y alcance de las lesiones o patologías. En ese momento, y siempre bajo criterio médico, se valora la posibilidad de seguir tratando al asegurado en el país en el que se encuentra (si existen los medios y las condiciones necesarias) o si es preferible trasladarlo a España.

    Dicho traslado puede efectuarse en avión medicalizado o en avión de línea regular, con acompañamiento médico o sin él. La repatriación también puede efectuarse por carretera en caso de países limítrofes, trasladando al afectado en UVI móvil o en ambulancia convencional. En el momento en el que el paciente entra en España, queda a cargo del centro sanitario de destino.

Asegura tu tranquilidad

Como ves, una compañía como Aura Seguros se encarga de velar por tu bienestar y tranquilidad estés donde estés. Hay que tener en cuenta que la Embajada o el Consulado español del país en el que te encuentres no sufragarán los gastos del traslado, por lo que en estas circunstancias resulta vital disponer de un seguro de Protección Familiar que se haga cargo de todo.

No hay que confundir esta protección con los seguros de repatriación de Aura Seguros, que han sido diseñados para los extranjeros que residen en España de manera permanente. Este seguro cubre el traslado del cuerpo hasta su país de origen e incluye un billete de ida y vuelta para un acompañante.

Por último, desde Aura Seguros advertimos que no existe un patrón único en los casos de repatriación; cada país tiene su propia legislación y eso obliga a las aseguradoras a cumplir con la normativa existente. En definitiva: un mismo suceso puede ser muy distinto en función del país en el que haya ocurrido.